En pleno centro del casco antiguo de la localidad de Ibi, nos encontramos con un hotel con encanto regentado por sus dueños comprometidos con la calidad y el buen hacer, que ofrecen al viajero un trato familiar.

Tras una cuidada restauración, sus dueños han armonizado con sumo gusto la piedra, traída de montañas y tallada piedra a piedra durante más de veinte años, con muebles antiguos y modernistas dando como resultado unas habitaciones agradables y muy bien equipadas, este hotel conjuga tradición y vanguardia.

!No te pierdas su exquisito desayuno, fruta, quesos, pastas, bollería, zumos..... un lugar tranquilo y acojedor...

Y muy pronto piscina climatizada con Spa.